El uso del corrector de ortografía y gramática en dispositivos electrónicos como el móvil o el ordenador ha producido que los jóvenes cada vez presten menos atención, y por lo tanto, cometan un mayor número de errores

faltas_ortografia

Fuente: Rocío F. de Buján > Madrid  |  ABC
30 de agosto de 2016

Escribir un texto con una o varias faltas ortográficas puede significar muchas cosas, desde poco nivel cultural hasta la propia dejadez en el correcto uso del lenguaje. Sea cual sea el motivo, el hecho de cometer faltas ortográficas produce una sensación desagradable en el lector.

Según informa Jessica Espitia, profesora de de filología hispánica de la Universidad de Barcelona, el uso del corrector de ortografía y gramática en dispositivos electrónicos como el móvil o el ordenador ha producido que los jóvenes cada vez presten menos atención, y por lo tanto, a la hora de escribir en papel cometan un mayor número de errores en sus textos. Para prevenir el mal uso del lenguaje, la profesora Espitia recomienda leer en abundancia, consultar el diccionario cada vez que se dude y repasar mucho los textos que se escriben.

Aunque las faltas más cometidas por los españoles a la hora de escribir son las tildes, existen muchas otras, que su frecuente mal uso, producen dudas a la hora de utilizarlas. Las más frecuentes entre los españoles son:

«Haber» y «a ver»

Aunque ambas se pronuncian de la misma forma, deben distinguirse adecuadamente en la escritura.

Según el diccionario de la RAE, Real Academia Española, «a ver» se utiliza en tono interrogativo, para solicitar al interlocutor que nos deje ver o comprobar algo, también como expectación o interés por saber algo, para llamar la atención del interlocutor antes de preguntarle, para pedirle u ordenarle algo, en sustitución de «claro» o «naturalmente» y delante de una oración que expresa expectación, curiosidad o interés, a veces en forma de reto; bien temor o sospecha; bien deseo o mandar.

Mientras que «haber» se utiliza como auxiliar del propio verbo «haber» y como sustantivo, como conjunto de bienes o caudales de una persona.

«Hay», «ahí» y «¡ay!»

En estos casos, la RAE explica que cuando el verbo «haber» se emplea para indicar la presencia de personas o cosas, se utiliza solamente en tercera persona del singular: «Hay».

Mientras que «ahí» indica adverbio que significa: en ese lugar, a ese lugar, en esto o en eso, y, «¡Ay» se utiliza como interjección que significa un estado de ánimo: dolor, sorpresa, pena, temor, amenaza o suspiro.

«Halla», «haya», «aya» y «allá»

La institución española advierte que la palabra «haya» se puede utilizar como verbo o sustantivo. Su utilización como verbo corresponde a la primera o tercera persona del singular del presente de subjuntivo del verbo «haber», mientras como sustantivo, la palabra «haya» representa un tipo de árbol.

La palabra «halla» también es un verbo, concretamente la tercera persona del singular del presente de indicativo, o la segunda persona del singular del imperativo, del verbo «hallar», que significa «encontrar».

Por otra parte, la RAE indica que la utilización de la palabra «aya» se debe usar únicamente para designar a «la mujer encargada en una casa del cuidado y educación de los niños o jóvenes».

Y, finalmente, «allá», es un adverbio que designa la ubicación del referente.

«Yendo» y «llendo»

En esta ocasión las palabras «yendo» y «llendo», no son palabras que se pronuncian de la misma forma pero significan cosas diferentes, sino que «llendo» no existe en nuestro idioma. Es una de esas palabras, que tal como se dijo al principio, su frecuente mal uso ha derivado en costumbre y aceptación. Lo correcto siempre es escribir «yendo» como gerundio del verbo «ir».

«Hecho» y «echo»

Uno de los errores más comunes de nuestra lengua. Según el Diccionario de la RAE, el primero es el participio del verbo «hacer», mientras que el segundo la primera persona del presente de indicativo de «echar». El hecho de confundir los dos verbos es un uso muy frecuente que se convierte en un error gramatical muy grave.

«Valla», «vaya» y «baya»

La primera es una línea de estacas utilizada para vallar un lugar, de ahí su nombre. «Vaya» es una interjección que se emplea en oraciones exclamativas que también corresponde con el verbo «ir», mientras que «baya» es un tipo de fruto.

 

Anuncios