Los prefijos «pos-» y «post-», uso correcto.

La Fundación del Español Urgente recomienda que se use el prefijo pos-, que significa ‘detrás de’ y ‘después de’, siempre que no preceda a palabras que empiezan por s, en cuyo caso se ha de utilizar post- («postsoviético», «postsurrealismo»…).

La Fundéu BBVA considera preferible emplear la forma reducida pos-, en lugar de post-, incluso cuando va unida a palabras que empiezan por vocal -«posoperatorio», «posmoderno», «posguerra»- y que se deje la forma post- para aquellos casos en los que el prefijo se une a palabras que empiezan por s : «postsocialismo», «postsoviético», etc., y no «possocialismo» o «pos-socialismo».

Además, la Fundación del Español Urgente advierte que cuando el prefijo se une a una palabra que empieza por r, esta no se duplica: «posromántico», «posrealismo», etc.

En el caso de que el sustantivo que sigue al prefijo sea un nombre propio debe ponerse un guión entre ambos: «pos-Kioto», «pos-URSS», etcétera.

LA VANGUARDIA 8/6/2010

About these ads