El alfabeto cirílico fue inventado en el siglo X por un misionero del Imperio Bizantino en Bulgaria, posiblemente San Clemente de Ohrid. Este alfabeto está basado en el alfabeto glagolítico, inventado por los santos Cirilo y Metodio, misioneros del Imperio Bizantino para traducir la Biblia a los pueblos eslavos en el siglo IX. El idioma de esta Biblia es el eslavo eclesiástico antiguo, basado en un dialecto eslavo que aprendieron en Tesalónica, Grecia. Este idioma se usó por la Iglesia ortodoxa rusa entre los siglos IX y XII. En el siglo XIV surge el eslavo eclesiástico, usado hoy en día en el culto.

Entre las lenguas que usan este alfabeto se encuentran el abjaso, azerí, bielorruso, búlgaro, kazako, komi, macedonio, moldavo, mongol, ruso, serbocroata, tártaro, tayik, turcomano, ucranio, uzbeko, yakuto y otras varias. Algunas de estas lenguas se escriben también en alfabeto latino. En el caso de los eslavos, el serbocroata es el único idioma que usa los dos alfabetos de manera oficial, aunque la versión latina es más usada.

 

 

About these ads