En la antigüedad los mitos ofrecían respuestas sobre el origen del universo.Los propios planetas toman sus nombres de los dioses romanos, heredados de los griegos. Incluso algunos días de la semana provienen de estos dioses.Desde la antigüedad fueron conocidos los planetas Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. El descubrimiento de Urano, Neptuno y Plutón se realizó en 1781, 1846 y 1930 respectivamente.

Mercurio: Es el planeta más cercano al sol. El dios que le da nombre era un dios protector de viajeros y comerciantes. También es conocido como un mensajero de los dioses y uno de sus símbolos más famosos son sus sandalias aladas, que le permitían llevar más rápido sus comunicados. Es el más cercano a Júpiter, y fiel colaborador suyo en muchas de sus aventuras amorosas.

Venus: Este misterioso astro, rodeado de una tupida capa gaseosa, le hace destacar de los demás planetas por su belleza, siendo ésta superada quizá tan sólo por nuestro planeta.Venus siempre ha representado la belleza, el amor, la fecundidad…. Es el planeta más próximo a la tierra y el de mayor brillo.Es el astro más contemplado y preferido por los enamorados y poetas.

Marte: Este rojizo planeta era, sin duda, el más indicado para ser identificado con el dios Marte. El color rojo representa muy bien la fuerza que poseía este dios, y, como no, la sangre siempre presente en las numerosas guerras que se sucedían en la antigüedad. Pues, no en vano, éste es el dios que representa la batalla. Pero no sólo tenía estas atribuciones, sino que también representaba la llegada de la primavera y la juventud, debido a que estos dos factores estaban relacionados con las guerras, que se reanudaban con el buen tiempo y eran los jóvenes los que acudían a ellas.

Júpiter: Júpiter, dios de los dioses, da nombre, como no, al planeta más grande del sistema solar. Júpiter en la mitología romana era el dios del cielo, de la luz diurna, del tiempo atmosférico y del rayo, que utilizaba como elemento vengador contra el que osaba desobedecerle.

Saturno: Este planeta, tan conocido por su anillo, que le da un especial esplendor, recibe su nombre de un antiguo dios romano identificado con el griego Crono. Durante los días de las festividades que le estaban consagradas quedaban abolidas las diferencias entre esclavos y hombres libres. Se dice que fue destronado por Júpiter y tuvo que esconderse. Paradójicamente ambos dioses se han visto obligados a permanecer eternamente juntos en el continuo girar en torno al sol. Es el sexto planeta en distancia al sol, y el segundo en tamaño, después de Júpiter.Encélado, otro satélite de Saturno, fue en la antigüedad un gigante, que después de ser vencido en una batalla, fue arrojada la isla de Sicilia sobre su cuerpo. De ahí la naturaleza volcánica de la isla. También son satélites de Saturno Rea, que fue una saterdotisa romana amada por Hércules y Mimas, al que dio muerte Aquiles.

Urano: Este estrambótico planeta, procede en su denominación de un antiguo dios romano, que era la personificación del cielo. A él se le atribuye el origen de las Erinias, los Gigantes y las Ninfas.

Neptuno: Era el dios romano de las aguas. A mediados de julio se celebraba una fiesta en su honor, ya que ésta era la época de mayor sequía y era muy solicitada el agua, por su color azul recibió el nombre del dios romano de las aguas. Con el paso del tiempo su significado se fue reduciendo hasta ser simplemente el dios del mar. Hermano de Júpiter al que ayudó a destronar a su padre Saturno.

Plutón: Este oscuro y siniestro planeta que marca el límite del sistema solar, encaja a la perfección con el dios (hermano de Júpiter y Neptuno) del que recibe nombre, que era el dios de los infiernos, situados en las profundidades de la Tierra.

planetas1.gif

 

About these ads